Daniel Lacalle

El próximo gobierno hará más recortes que nunca

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

El titular tiene un condicional: “Si no crecemos como hasta ahora”. Es el grave error de las propuestas económicas delineadas por Podemos el pasado fin de semana (aumentar el déficit, subir gasto corriente y subir impuestos) y las líneas económicas presentadas por el PSOE (cinco de las cuales implican más déficit, más impuestos y menor crecimiento, como explicaba Juan Manuel López-Zafra). Que atacan directamente a la línea de flotación del crecimiento potencial de la economía española. El propio FMI y otros organismos ya hablan de un impacto de hasta el 0,7% del PIB y al menos 127.000 empleos por la incertidumbre. Imagínense ante la certidumbre de repetir los mismos errores de 2008 punto por punto.

¿Y qué va a ocurrir? Lo bueno de vivir en España es que hemos visto el impacto de las políticas de demanda hasta la saciedad. Cualquier ciudadano sufre, en su ciudad o pueblo, la visión diaria del despilfarro ‘para crecer’ que se llevó 200.000 millones de euros en elefantes blancos “porque hay margen”.

España puede crecer más y evitar un ajuste como el que ha pedido Bruselas, de unos 10.000 millones de euros. Pero es que el recorte será muy superior; de hecho, yo estimo el doble, si no crecemos como estaba previsto.

Decir que España necesita expansión fiscal y subir el déficit cuando lleva un estímulo fiscal anual de más de 60.000 millones desde hace ocho años es una broma

Decir que España necesita expansión fiscal y aumentar el déficit cuando llevamos un estímulo fiscal anual de más de 60.000 millones desde hace ocho años es una broma. Pensar que ese aumento de déficit se va a compensar con impuestos es simplemente falso. Como hemos explicado en muchas ocasiones, está demostrado que los errores a la hora de estimar multiplicadores de gasto público y recaudación esperada de impuestos superan -en media, y ya antes de la crisis- un 1% del PIB.

La media de error en estimaciones de ingresos por nuevos impuestos de los últimos 10 años ha sido del 50%. Un estudio excelente de los profesoresCarvalho y Alfonso de la Universidad de Lisboa muestra que gran parte de las subidas de impuestos de la Unión Europea viene por estimaciones de ingresos optimistas y exageradas (‘Revenue Forecast Errors in the European Union’, 2014).

La media de error (desviación estándar) en las estimaciones de ingresos en España ha sido de un 1% del PIB en el primer año y, atención, del 1,6% el segundo y del 1,8% el tercero. Un país donde en todos los años observados se ha producido una desviación real entre ingresos estimados y reales. El propio Banco Central Europeo lo alerta en su informe ‘Lecciones de las estimaciones fiscales’.

Sobre la ‘novedad’ de “estimular la demanda interna desde más gasto público”, existen muchos análisis sobre el efecto embudo de estos planes. El impacto positivo a corto disfraza los problemas estructurales y se convierte en mucho peor a medio plazo. Por supuesto que aumenta el PIB a corto plazo (el PIB, no lo olvidemos, también se aumenta gastando y endeudándose, aunque sea tirando el dinero por la ventana), pero el coste y deuda que deja detrás acaban paralizando la economía, porque con ellos vienen las subidas de impuestos para cubrir los agujeros.

España, durante el mandato en el que sirvió Sevilla, gastó 90.000 millones en cinco años en proyectos de infraestructuras y obra civil sin efecto multiplicador sobre el PIB ni creación de empleo, además de disparar la deuda. La Unión Europea se lanzó a gastar 200.000 millones y en el camino destruyó 4,5 millones de puestos de trabajo, disparando el déficit al 4,1% del PIB. La media, según el Tribunal de Cuentas, de desviación en el gasto previsto fue del 20%.

Y lo quieren repetir.

La irresponsabilidad en los planes económicos no nos debe sorprender. No solo no se ha admitido un solo error en la política desastrosa implementada en 2008, sino que se propone repetir, y dos tazas más.

La realidad es que en estos años se debería haber sido más agresivo con la reducción del déficit y no subir impuestos, pero es cierto que más de un tercio del endeudamiento de los últimos cuatro años vino de rescatar comunidades autónomas, cajas públicas y pagar facturas impagadas.

Es hilarante que el posible pacto de perdedores critique la deuda y las subidas de impuestos, y elija como solución subirlos más y aumentar más la deuda

Pero es hilarante que el posible pacto de perdedores critique la deuda y las subidas de impuestos, y proponga como solución subirlos más y aumentar más la deuda. Es increíble que se llame ‘austericidio’ a haber mantenido el gasto social intacto y el gasto público por encima de los niveles de 2007.

Es por eso que la estimación de Bruselas de ajustes necesarios puede ser muy optimista y llevar a mayores recortes y subidas de impuestos que los 10.000 millones de euros mencionados. Porque el efecto sobre el crecimiento potencial de estas políticas ha probado ser devastador en países de nuestro entorno, incluida Francia. Llamar políticas ‘del cambio’ a gastar más y subir impuestos no tiene nada de cambio, es repetir los errores de 2004-2010 pero a lo bestia. Y, gastando en elefantes blancos y ministerios de Plurinacionalidad, supondrá mayores recortes, de verdad, en los servicios esenciales del Estado de bienestar en pocos años.

Los que fingen defender el Estado de bienestar lo van a dinamitar desde el despilfarro. Porque olvidan que no hay mayor política social que crecer y dejar que los creadores de empleo desarrollen su actividad.

Una respuesta a El próximo gobierno hará más recortes que nunca

  1. Alonso 6 febrero, 2016 a 2:26 pm

    Estupendo articulo, en mi opinion la politica economica del 2012 hasta ahora ha sido muy acertada. Esperemos que el proximo gobierno siga por el mismo camino por el bien de todos.

    Lastima la LOMCE, no estoy de acuerdo con ella.

    Gracias .

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *