Daniel Lacalle

Entrevista en ABC. Invertir más allá del tuit del presidente

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

 

Entrevista completa aquí

2017 ha arrancado plácidamente, pero las poco ortodoxas formas de Donald Trump, y potenciales volcanes de incógnitas como el Brexit o las elecciones en Francia y Alemania causarán más de un sobresalto. Daniel Lacalle, director de Inversiones de Tressis y responsable del fondo Adriza International Opportunities, que se ha revalorizado un 6% desde la victoria del magnate, y José Miguel Maté, consejero delegado de la gestora, recomiendan una gestión activa para exprimir el mercado.

¿Renta fija o renta variable?

José Miguel Maté. «El activo estrella será la renta variable, pero también hay renta fija interesante, como high yield en Europa y EE.UU., y algunos tipos de renta fija en el sector financiero. A lo largo del año habrá oportunidades para entrar y salir, sobre todo si se van moderando esas expectativas de mayor inflación, lo que puede dar lugar a una gestión activa de las carteras».

Daniel Lacalle. «La combinación de ambas es lo importante. Hay renta fija que está extremadamente cara, particularmente lo que se percibe como activos de menor riesgo, y una renta variable, especialmente en sectores ultracíclicos, que descuenta unos niveles de crecimiento exagerados».

No dejar EE.UU…

Lacalle. «El efecto de las bajadas de impuestos no está reflejado en las estimaciones de consenso y la posición de las empresas norteamericanas con respecto a su política de dividendo y de recompra de acciones suele dar sorpresas, por lo que hay margen de crecimiento».

Maté. «Los tipos de interés siguen siendo bajos. Por ello, seguimos apostando por EE.UU., pero nos hemos introducido en compañías de tamaño medio y pequeño».

…pero Europa será favorita

Maté. «Europa debería ser la favorita si sigue habiendo una cierta mejoría y se mantiene la política ultraexpansiva por parte del BCE y vientos de cola como un euro débil y un petróleo relativamente barato. Pero también hay riesgos: el sector financiero está por resolver en países clave, hay un gran peso de la burocracia y también tensiones políticas, como el efecto del Brexit o el auge de los populismos en Alemania u Holanda, que van a crear mucha volatilidad».

Lacalle. «El gran riesgo es que ya estamos en el sexto año en el que las estimaciones de crecimiento de beneficios de los analistas son optimistas. Eso es negativo si luego no se cumplen, porque las grandes empresas europeas no tienen una política de remuneración que lo compense».

La crisis financiera colea

Lacalle. «Hay una visión edulcorada de que ya ha terminado. El sector aún tiene en Europa varios problemas. Su peso dentro de la economía es el mayor de todo el mundo desarrollado y, a pesar del apoyo del BCE, mantiene préstamos de difícil cobro por valor de 200.000 millones. Y falla el modelo de negocio en un entorno de tipos bajos y con un proceso de digitalización complicado».

Maté. «Sigue habiendo una sobrecapacidad importante, pero es cierto que por valoración puede haber algunas oportunidades».

El «efecto Trump»

Lacalle. «Con Trump no empezará el proteccionismo, porque ya lleva ocho años creciendo en EE.UU. y China. La diferencia es que la nueva Administración quiere renegociar acuerdos bilaterales para evitar que China pueda romperlos y la culpa recaiga sobre Washington. Probablemente será bastante menos proteccionista de lo que nos tememos, porque su capacidad para maniobrar sin el apoyo del Congreso y del Senado es baja».

Maté. «Otra cosa serán los titulares. Gobernar a golpe de tuit es complicado y puede generar nerviosismo. La parte positiva de su discurso son sus políticas fiscales de estímulo y repatriación de capitales, que pueden tener impacto a corto plazo».

El «tiro en el pie» de la OPEP

Lacalle. «La política que le había funcionado a la OPEP era la de demostrar que era el suministrador más barato, flexible y fiable. Tras el recorte de producción del año pasado el petróleo está a 53 dólares. Enhorabuena: te has pegado un tiro en el pie y aún así sigue muy por debajo de sus máximos. Es el mayor regalo que le han podido hacer al fracking. El petróleo habría tenido un mejor comportamiento a largo plazo si se hubiera mantenido la producción y se hubiese dejado que mejorase el crecimiento y el consumo».

Maté. Las subidas adicionales estarán muy limitadas. Es verdad que la horquilla se ha desplazado ligeramente hacia arriba, pero parece razonable que se mantenga en 50-60, con algún pico.

Buscando las oportunidades

Lacalle. Lo importante es encontrar empresas en las que la generación de beneficios esté concentrada en su negocio base, el pago de dividendos se haga con caja excedentaria, su dependencia del ciclo económico sea baja y que la remuneración del equipo directivo sea en acciones. Es un año en el que hay que prestar especial atención a los beneficios empresariales y buscar las empresas que hayan hecho los deberes en la época de la alta liquidez.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *