Daniel Lacalle

Mi entrevista a Gotham City sobre Gowex

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Escuche la entrevista en Intereconomía con Manuel Cortajada en Visión Global

El Confidencial 10/7/2014

“Informe falso”, “empresa opaca”, “malvados bajistas”… Les han llamado de todo, pero hoy España debería estar agradecida a Gotham City Research por sacar a la luz el fraude de Gowex. Como ellos mismos han mostrado en su respuesta a la confesión del presidente de Gowex, Jenaro García. “Auditores, reguladores, abogados y bancos de inversión casi nunca encuentran fraudes. Los short sellers e insiders sí lo hacen”. El propio Financial Times reconocía el lunes que “con un solo golpe, Gotham City Research ha demostrado la importancia de las casas de análisis agresivas e independientes”, dejando en evidencia a todos aquellos que se lanzaron a atacar a su informe sobre Gowex como si se tratase de defender a la Virgen del Pilar o la espada del Cid.

Yo conocí el nombre de Gotham City Research, y Daniel Yu, como el de Muddy Waters, Kingsford Capital y otras casas de análisis de fraudes, por la prensa, ya que los valores que analizan están fuera de mi universo inversor. Pero ante el revuelo generado por el caso Gowex, decidí hacer un viaje imaginario a la ciudad de Batman y, gracias a Bloomberg, a través del que nos conectamos inversores, casas de análisis y bancos, tuve la oportunidad de charlar con Gotham City Research.

Como explico en mi libro Nosotros los mercados, el perfil de los gestores de hedge funds o analistas realmente agresivos e independientes suele ser el de una persona parca, reservada, centrada en los números. La entrevista con Gotham City fue exactamente así.

Daniel Lacalle: Ante todo, permítame darle la enhorabuena por un informe demoledor que ha merecido el reconocimiento del Financial Times. ¿Qué le llevó a empezar a analizar Gowex?

Gotham City: Lo explico en la introducción al informe. La empresa había subido exponencialmente en bolsa, pero las cifras que nos preocupaban eran que sus márgenes eran incoherentes comparados con los líderes del sector; todos los ejemplos anteriores de wifi gratis habían sido generadores de pérdidas, y aun así los ingresos por empleado de Gowex eran superiores a los de Google. La empresa no ofrecía datos básicos que cualquier operador hace público.

D. L.: ¿Les sorprendió que la reacción inicial fuera tan negativa e incluso se tachase su informe de “falso”?

G. C.: Siempre han existido, y siempre existirán, aquellos que dudan al principio. Son gajes del oficio.

******

El analista no se preocupa por atacar o responder a los que le han descalificado sin leer o analizar si su informe era correcto. Ni le sorprenden las acusaciones de falsedad que hacen las empresas a sus análisis, aunque luego se demuestre la veracidad. Como el vaquero que se va del pueblo después de hacer justicia sin mirar atrás, me da la sensación de que le da igual, que lo ha visto una y otra vez en los otros casos de fraudes que han destapado en el pasado, como el caso de Quindell o de Ebix y su consejero delegado, hoy investigado por blanqueo de dinero.

******

D. L.: ¿Le sorprendió que el regulador pidiese información sobre Gotham City como empresa de análisis en vez de pedir aclaraciones a la empresa ante tan graves acusaciones? ¿Cómo se prepara su empresa antes de publicar ante las inevitables acusaciones de falsedad e injuria?

G. C.: Nadie sabe cómo va a responder el regulador. Es siempre una incógnita, una sorpresa (wildcard). Todo lo que nosotros podemos hacer es seguir las reglas, para que la verdad esté de nuestro lado.

******

Gotham City había preparado un segundo informe muy completo ante la posibilidad de que Gowex respondiera con falsedades, como hizo Quindell, a su primer análisis. Me da la sensación de que a Gotham les sorprende que Jenaro García cayese tan rápidamente. De hecho, es la primera ocasión en que la empresa admite las acusaciones en un periodo tan corto. No me da la sensación de que se hayan quedado con las ganas de entablar la batalla con la empresa ni de pelear. La tranquilidad y parcas respuestas reflejan a alguien extremadamente seguro de que tenía la razón y, por lo tanto, que no tiene que probar nada.

******

D. L.: ¿Por qué cree que los analistas de bancos y brokers no se dieron cuenta del fraude de Gowex? Parece muy evidente cuando se leen las primeras veinte páginas de su informe; sin embargo, la mayoría de analistas –excepto algún blogger independiente– no suelen encontrar este tipo de fraudes…

G. C.: Los brokers no están incentivados para detectar fraudes. Además, los short-sellers (bajistas) nacen, no se hacen… Ese es el motivo por el que hay muy pocas personas que tengan el instinto natural para detectar fraudes.

******

Efectivamente, esto lo he vivido yo en mi carrera y lo comento en mi libro. Existe una inclinación natural a considerar el análisis bursátil desde un punto de vista siempre positivo, casi como si fuera promoción corporativa. Se le tiene miedo a la reacción de la empresa ante un informe que recomiende vender, imaginen uno que indique que la compañía es un fraude.

Los brokers no están incentivados para detectar fraudes. Además, los short-sellers (bajistas) nacen, no se hacen
El incentivo profesional es asimétrico. No ha habido un solo analista –o muy pocos– a los que se les haya despedido por recomendar “fuerte compra” a una empresa que quiebra, y me viene a la mente el caso de Enron y aquel informe publicado el día antes de descubrirse el fraude que se llamaba “Still the best of the best” (Sigue siendo la mejor de las mejores). Sin embargo, son cientos los casos de analistas que han sido apartados de la comunicación de la empresa, reprendidos o despedidos por recomendar vender o escribir cosas negativas sobre compañías, aunque fueran ciertas.

La vida del zero hunter no es fácil. Y se nota en las respuestas cuando charlo con Gotham. Percibo la melancolía del que sabe que tiene razón pero a su vez percibe que el gran público preferiría no haber conocido la verdad y seguir viendo este fraude subir en bolsa.

El hecho de que se les acuse de haber ganado dinero con la apuesta bajista es un tema en el que ni entran. No tiene sentido decir eso cuando nadie se rasgaba las vestiduras con los que se benefician de recomendar comprar activos sobrevalorados apareciendo en todos los medios. Los datos están en el informe.

Y es que este tipo de fraudes funciona casi como una secta donde los pobres accionistas se dejaban llevar por mensajes grandilocuentes de “nuevo paradigma”. La racionalidad, como demostraban Red Investment o Marc Ribes, se encontraba con un encantador de serpientes y la exuberancia de las grandes promesas comparada con las realidades… Que la empresa ya era extremadamente cara antes de demostrar ser un fraude.

A los inversores en pequeñas empresas les recomiendo que no acepten las respuestas de la compañía como verdades incuestionables
A muchos accionistas y personas comprometidas públicamente con el proyecto que el CEO les vendía como la mejor empresa del mundo no sólo les ha arruinado, puesto que compraron acciones tras su hecho relevante diciendo que todo el informe era falso, sino hundido personalmente por la fe que tenían en su palabra.

Converso con Gotham City y siento que, por mucho que hablemos de fundamentales, sabe que la gente se deja llevar por fraudes como Nueva Rumasa, Afinsa, Worldcom, Enron u otros porque en el fondo nos hacen sentir parte de un club aparentemente exclusivo al que nadie más entiende, como las sectas.

******

D. L.: ¿Cree que España u otros países se verían beneficiados por tener empresas de análisis independiente como la suya?

G. C.: Lo que importa es la calidad, no la cantidad.

******

Me temo que él sabe, como yo, que el incentivo de todos, reguladores, auditores, analistas e inversores, seguirá estando en publicar cosas diplomáticamente correctas y positivas. A nadie le cae bien el que apaga las luces en la fiesta y desconecta el equipo de música, aunque tenga razón. Esa imagen de “no nos gustan los aguafiestas” se nota en algunas de las respuestas.

******

D. L.: ¿Qué les recomendaría a los inversores en otras pequeñas empresas que puedan temer que el caso se repita?

G. C.: Haced vuestros deberes. Analizad en detalle. No aceptéis las respuestas de la compañía como verdades incuestionables.

******

Y las empresas, como comentábamos en mi post “Cómo vencer a Batman” deben aprender también a ver el análisis de una manera constructiva, no como un ataque o un ejercicio en el que se comporten con los analistas con presiones o renegando del que critica.

******

D. L.: ¿Qué les recomendaría a las empresas para mejorar en transparencia y responder a las críticas cuando son incorrectas?

G. C.: Respeten a los críticos y a sus opiniones. Escuchen las opiniones críticas, no sólo las alabanzas, e incorporen las sugerencias de los críticos en su comunicación… Pasan unos segundos, y me dice: “Y respondan a los críticos con la verdad”.

******

Me despido. Sabemos que no nos van a hacer caso. Que las empresas seguirán pensando que el análisis es una palmada en la espalda para mostrar en los consejos un gran número de recomendaciones de compra, que el público quiere creer que los mercados reflejan la realidad al alza, y los especuladores aparecen cuando baja. Sabe que los inversores seguirán creyendo que El Dorado existe y seguirán lanzándose a espejismos aunque aparezcan reguladores –como ocurrió con Nueva Rumasa– o analistas que alerten de la burbuja.

Nos seguirán molestando los que aguaron la fiesta, y nos escudaremos en teorías de la conspiración, de beneficios bajistas y acusaciones de ataques patrióticos. Yo repito, menos mal que existen. Mientras pienso en esto, me despido de Gotham y veo la bolsa portuguesa desplomarse tras reconocer uno de sus bancos que tiene que reestructurar su deuda tras una ampliación de capital hace muy poco tiempo en la que, por supuesto, casi todos recomendaban comprar. “A largo plazo todo sube”, “los fundamentales no han cambiado” y “los bajistas nos atacan”. Batman vuelve a su cueva. Pero volverá.

 

 

Important Disclaimer: All of Daniel Lacalle’s views expressed in this blog are strictly personal and should not be taken as buy or sell recommendations.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *