Daniel Lacalle

La gran mentira: “Los bancos han sido rescatados con dinero público”

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Por su interés reproduzco este artículo de Gregorio Hernández Jiménez originalmente publicado aquí.

En España hay dos tipos principales de entidades financieras.
Los bancos, que son entidades privadas, y que en la mayoría de los casos cotizan en Bolsa y cuentan con miles o millones de accionistas, según su tamaño.

Las cajas de ahorros, que son entidades públicas gestionadas por políticos y sindicalistas.

Los bancos no han sido rescatados con dinero público en ningún caso, salvo la excepción del Banco de Valencia. El Banco de Valencia era una filial de Bancaja (nombre comercial de la Caja de Ahorros de Valencia, Castellón y Alicante), y por tanto era un banco semipúblico. Los gestores del Banco de Valencia eran elegidos por los políticos y sindicalistas que gestionaban Bancaja.
A principios de 2013 cotizan en la Bolsa española los siguientes bancos: Banco Santander, BBVA, Banco Popular, Bankinter, Banco Sabadell y Banesto (que en el primer semestre de 2013 será absorvido por el Banco Santander).
Ninguno de estos bancos ha recibido ayudas públicas.
En los últimos años han desaparecido varios bancos que antes de la crisis cotizaban en Bolsa, absorbidos por otros bancos. El Banco Popular absorbió a sus filiales (Banco de Andalucía, Banco de Castilla, Banco de Vasconia, Banco de Galicia y Banco de Crédito Balear) y al Banco Pastor. El Banco Sabadell absorbió al Banco Guipuzcoano. Tampoco estos bancos absorbidos recibieron ayudas públicas.
Todas las entidades que han recibido ayudas públicas eran cajas de ahorros, y por tanto estaban gestionadas por políticos y sindicalistas: Bankia (Caja Madrid, Bancaja, Caja de Canarias, Caixa Layetana, Caja Rioja, Caja Ávila y Caja Segovia), Caja Castilla la Mancha, Caja de Ahorros del Mediterráneo, Caixa Catalunya, Novacaixagalicia (Caixa Galicia y Caixanova), Unnim (cajas de ahorros de Sabadell, Tarrasa y Manlleu), etc.
Muchas cajas de ahorros han cambiado su nombre para incluir en él la palabra “banco”, o algo similar, pero no por ello se convierten en lo que no son.
Un ejemplo es Bankia.
Otro es Novacaixagalicia Banco, que es el nombre que ha adoptado Novacaixagalicia. Esta misma caja de ahorros ha creado una filial, Evo Banco, con las sucursales que tenía fuera de Galicia, Asturias y León.
Banco Ceiss es la unión de Caja España y Caja Duero.
Liberbank es la unión de Cajastur, Caja de Extremadura, Caja Castilla La Mancha y Caja Cantabria
Banco Caja 3 es la unión de CAI (Caja de Ahorros Inmaculada, de Aragón), Caja Círculo (de Burgos) y Caja de Badajoz.
Banco del Mare Nostrum es la unión de Caja Granada, Caixa Penedés, Sa Nostra (también caja de ahorros) y Caja Murcia
Como ve, la tantas veces oída y leída frase “¡Están rescatando a los bancos con nuestro dinero!” es rotundamente falsa.
Lo que ha sucedido en realidad es que los políticos y sindicalistas han cogido el dinero de los ciudadanos para ayudarse a sí mismos, inyectándolo en las cajas de ahorros, que eran las entidades financieras que ellos mismos gestionaban, y que en muchos casos han llevado a la quiebra por una mezcla de corrupción e incompetencia.
Y, por otro lado, ese clamor popular de “¡que sean los accionistas de los bancos los que paguen los errores de los bancos!” se está cumpliendo a rajatabla.
Porque, por desgracia, los “accionistas” de estas entidades corruptas e ineficientes que son las cajas de ahorros somos todos los contribuyentes, ya que son entidades públicas. Así que los “dueños” de estas cajas de ahorros, los ciudadanos, estamos pagando “nuestros” errores con nuestro dinero (este “nuestro” ya sin comillas, porque el dinero nos lo han quitado de verdad), a través del dinero que nos quitan con los impuestos.
Y es evidente que no puede ser de otra forma, porque es imposible encontrar a alguien que pague estos agujeros voluntariamente de su bolsillo, como cualquiera puede entender fácilmente. Los agujeros de la caja de ahorros X no los van a pagar los accionistas de Bankinter, ni los del Popular, ni los de Iberdrola, ni los socios del Betis, ….
Por todo ello creo que debería prohibirse la existencia de la banca pública, y que los hechos que se han producido en el pasado en las cajas de ahorros deben ser investigados penalmente.

 

Gregorio Hernández es autor en el blog Invertirenbolsa.info

Más:

La banca privada tuvo que aportar 60.000 millones de euros para el Fondo de Garantía de Depósitos cuando las cajas entraron en colapso.

Prescindiendo de líneas de liquidez y de emisiones avaladas por el Estado, el primer concepto que debemos incluir es el dinero público que se ha inyectado a través del FROB (salvo en CCM, que se intervino cuando todavía no existía el FROB) en forma de capital en cada entidad para cubrir sus pérdidas y sanear su balance.

Esto asciende a los 61.366 millones citados, según cálculos del BdE.

Este dinero se han entregado en tres fases: el FROB 1, las ayudas concedidas en 2010 a las entidades que tenían “debilidades transitorias pero eran viables” para que se fusionaran como panacea para solucionar sus males; el FROB 2, las inyecciones directas de capital cuando se nacionalizaron al 100% CatalunyaCaixa, NovaGalicia y Unnim en septiembre de 2011; y el FROB 3, el dinero del rescate europeo recibido en 2012 para tapar los agujeros detectados en los test de estrés, por un importe que dejaba ridículas las cifras de las dos ocasiones anteriores.
Sumando los tres procesos, Bankia ha recibido 22.424 millones, Catalunya Caixa se ha llevado 12.052 y NovaGalicia, 8.981; en realidad, el FROB inyectó 9.052, pero ha recuperado 71 por la venta de acciones. En un segundo escalón aparecen Banco de Valencia, 5.498 millones y CAM,  tras cubrir el agujero patrimonial de 5.249 con dinero público. En un tercer nivel tenemos a Liberbank, que entre las ayudas por la compra de CCM y los CoCos del rescate europeo ha recibido 1.808 millones; BMN, con 1.645, que otorgan al FROB el 65% de su capital; Ceiss (Caja España-Duero), que lleva 1.129 a la espera de que Unicaja se decida o no a absorberla; Banca Cívica, que recibió 977 millones que su comprador, La Caixa, ya ha devuelto; y Unnim, con ayudas de 953 millones. Completan la lista Caja3, absorbida por Ibercaja, con 407 millones, y Banco Gallego (también comprado por Sabadell), con 245.

 

Foto: Cinco años y 100.000 millones después: historia del rescate de la banca española

2 Respuestas a La gran mentira: “Los bancos han sido rescatados con dinero público”

  1. Yongmei 19 junio, 2016 a 9:44 am

    Decir lo que la gente no quiere oír es muy duro.

    Responder
  2. j echevarria 22 junio, 2016 a 12:20 pm

    Este es el comunicado de prensa oficial de la Comision Europea del 28 de noviembre de 2012, titulado “Ayudas estatales: la Comisión aprueba planes de reestructuración de los bancos españoles BFA–Bankia, NCG Banco, Catalunya Banc y Banco de Valencia”

    enlace: http://europa.eu/rapid/press-release_IP-12-1277_es.htm

    En el mismo figuran las condiciones de lo que no se quiso fuera denominado por algunos políticos como rescate.
    A modo de ejemplo:

    “En el caso de BFA–Bankia, NCG Banco y Catalunya Banc, la Comisión consideró que las medidas de reestructuración propuestas garantizarán que los tres bancos recuperan su viabilidad a largo plazo como entidades de crédito saneadas en España. Antes de 2017, el balance financiero de cada banco se reducirá en más del 60 % en comparación con 2010. En particular, los bancos centrarán su modelo empresarial en préstamos al por menor y préstamos a las PYME en sus principales regiones históricas. Abandonarán las líneas de créditos a favor de promociones inmobiliarias y limitarán su presencia en el mercado al por mayor”.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *