Cómo destruir la Sanidad fingiendo defenderla

Cómo destruir la Sanidad fingiendo defenderlaUna de las grandes falacias del intervencionismo es decir que se ha privatizado la sanidad. Identificar titularidad con gestión y servicio. Para el intervencionista el servicio sólo es público si lo gestiona el poder político. Y es falso. Está demostrado, precisamente en esos países que dichos intervencionistas ponen como modelo, que la colaboración público-privada es más eficiente y que un servicio público de calidad se hace mejor con una gestión profesional, privada y no política.

Seguir leyendo Cómo destruir la Sanidad fingiendo defenderla

Cómo convertir una ralentización en una crisis en sencillos pasos

“Move on, because you’re standing in my light”. Ian Hunter.

Cómo convertir una ralentización en una crisis en sencillos pasosManual de resistencia en el sillón a costa de los contribuyentes:

La producción industrial en España se hunde un 6,2% en diciembre, el peor dato desde 2012 y mucho peor que la caída de noviembre (-3,2%). Todos los sectores en caída, especialmente los más importantes para analizar el crecimiento futuro, es decir, el sector de bienes de consumo duraderos, con un desplome superior al 12%, y el de bienes de equipo, más de un 5%.

Seguir leyendo Cómo convertir una ralentización en una crisis en sencillos pasos

Adiós, taxi, adiós

“Send lawyers, guns and money, Dad get me out of this”. Warren Zevon.

Adiós, taxi, adiósSoy probablemente uno de los mayores usuarios del taxi cuando estoy en España. Si la asociación del taxi revisa mi cuenta de MyTaxi comprobará que lo uso entre seis y ocho veces al día. Como usuario más que habitual, escribí hace unos meses un artículo titulado El Taxi arrasaría sin imposiciones arbitrarias, en el que escribía: “Espero que las asociaciones del taxi no caigan en el error de unirse a sus maltratadores en pedir imposición y represión normativa. Porque perderán, como ha ocurrido en todas las ciudades del mundo que conozco. Si el taxi centra su lucha en defender al cliente y a sus trabajadores desde una competencia sana y una normativa no confiscatoria, venceremos todos. Si se une a la represión, les ocurrirá lo que a los taxis en Miami. Pasarán a ser una anécdota. Y yo, que valoro su servicio y su dedicación, sé que pueden salir reforzados. Desde la competencia sana”.

Seguir leyendo Adiós, taxi, adiós