Archivo de la categoría: Daniel Lacalle

Sobre el cuento chino del Club de la Impresora y el BCE

Sobre el cuento chino del Club de la Impresora:

Garzón dice esto:

Y luego pretende decir que somos todos tontos porque:

Lo que cita Garzón no es un “boletín del BCE”, sino un boletín de análisis, es decir, es un paper de opiniónde dos economistas, sobre eurobonos.

Pero, además, no es una traducción “literal” en nada. En ningún sitio dice que la deuda pública NUNCA LE SUPONDRÁ UN problema. Se “olvida” que los eurobonos incluirían un compromiso con la estabilidad presupuestaria, como dice el paper DE OPINIÓN.

Es decir: Garzón NO DICE que ha traducido (además de que es falso) la opinión de dos economistas entre cientos que escriben opiniones, no. Dice que ha traducido “un boletín del BCE”, haciendo creer a su audiencia que es la opinión oficial o reglamentación del BCE como institución.

Se le olvidó “solo” ESTO:

Ah, y sí, esos dos economistas dicen burradas defendiendo políticas monetaristas e inflacionistas, como él. Porque la idea que proponen de multiplicadores se ha descalificado en centenares de ocasiones por la realidad.

Tampoco dice Garzón que, para que los eurobonos se implementaran, los países tendrían que aceptar la senda de consolidación fiscal.

Si quiere leer papers del BCE, lea a los que alertan sobre estimaciones de ingresos fiscales irrisorias, como las de Podemos (Aquí: https://t.co/58dsP02Nim )

O ya que quiere BCE, que lea uno que dice lo contrario a lo que él propone (https://t.co/jdVB8StJYX )

O el paper que defiende déficit mínimo o superávit.

O uno que dice que la austeridad no afecta tanto a la opinión pública (aquí).

O a Draghi defendiendo la austeridad y la responsabilidad fiscal

O los límites legales y económicos del banco central.

O, mejor, el paper donde defiende que la austeridad funciona mucho mejor que creer en los multiplicadores

ECB Economists Find That Austerity Works“.

Pero para los inflacionistas de: “imprimir no genera problemas”, da todo igual porque le echarán la culpa de sus destrozos “al mercado”. Como hacen siempre (lean).

La próxima vez, al menos, que se lean lo que citan.

LACALLE RESPONDE

He leído con sorpresa e indignación el artículo “Cifuentes nombra para traer la City a Lacalle, mano derecha del imputado en la Púnica Javier López Madrid” de Patricia López publicado el 16 de septiembre de 2016 en Público.

Ante las mentiras, inexactitudes e implicaciones que evidentemente se quieren transmitir con semejante titular, debo decir:

1. Cifuentes no me ha nombrado. He ganado un concurso por invitación de la Cámara de Comercio al que se presentaban otros grandes profesionales.

2. No soy y nunca he sido la “mano derecha” del Sr López-Madrid. Soy Director de Inversiones de Tressis Gestión, una gestora independiente. El Sr López-Madrid era accionista no ejecutivo y sin cargos de gestión en Tressis SV, y no es accionista desde hace tiempo. Yo nunca he trabajado con él, y desde luego jamás he sido su “mano derecha”, término que indica una colaboración mucho más que estrecha.

3. Incluir en mi nombramiento una referencia no solo lejana, sino inexistente, a casos de corrupción lleva al equívoco -intencionado o no- de implicarme directa o indirectamente en un caso con el que no tengo la más remota conexión. Ni con ese ni con ningún caso de corrupción. Jamás he sido investigado ni nombrado en ningún procedimiento y mi reputación y honor están fuera de toda duda.

4. Mi cualificación para el puesto está fuera de toda duda como para que la periodista me tilde de “tertuliano ultraliberal”. Nunca he sido tertuliano, entendiendo como tal a una persona que acude a tertulias a debatir de distintos temas. Soy un economista y profesor de Economía Global, gestor de inversiones, al que se invita a los medios como experto en su campo. Creo que mi curriculum, que incluye dos bestsellers en inglés en Reino Unido y experiencia en algunas de las mayores empresas y fondos del mundo, es incuestionable. Lo único que se le exige a un periodista es un poco de rigor, coincida o no con mis ideas.

5. Es falso que haya abandonado mi puesto en Tressis Gestión como dice el artículo. Se exige un poco de rigor.

6. Es falso que sea primo de Lucía Figar, un error que no paro de recordarles en las redes y su periódico no para de repetir. Ni siquiera la he visto en toda mi vida, aunque estoy seguro de que es una persona muy agradable. Se exige un poco de rigor.

7. Es falso que me despidieran de PIMCO, cuando sabe que varios -seis- compañeros dejamos el fondo a la vez por decisión propia al contar con oportunidades que considerábamos atractivas, una rotación y competencia por el talento que ocurre con enorme frecuencia en la City y el sector financiero, y que es fácil de comprobar con un mínimo de rigor periodístico.

8. En toda mi vida solo he visto en persona dos veces al Sr López-Madrid. He visto más veces en mi vida al dueño de su periódico que al Sr López-Madrid. Insinuar una relación personal y profesional como la que muestran es simplemente mentir para insinuar una complicidad y relación inexistente.

9. En todos los concursos que he visto en Reino Unido o Estados Unidos se exige lealtad al país y al proyecto para el que se concursa. Faltaría más. Asumir que eso es lealtad “al PP” del que no soy militante y al que he criticado su política fiscal -por ejemplo- en varias ocasiones es simplemente falta de rigor. Entiendo que la periodista esté muy ocupada para verificar informaciones, pero puede acceder a todos mis artículos cuando desee en mi web o preguntándome.

10. El concurso “se hizo en agosto”. Se puso en marcha una partida tras el referendum (24 de junio) no por cuestiones de falta de transparencia sino porque coincidió entre julio y agosto y el proceso de candidaturas de otras ciudades estaba ya en marcha. Que en 2016 se piense que en julio-agosto no trabajamos millones de españoles suena casi a broma.

11. Curiosamente en el artículo menciona mis comentarios a algunos nombramientos a dedo de partidos que la periodista nunca ha criticado. Si cualquiera de esos nombramientos se hiciera con las exigencias de experiencia de éste, con la misma competencia y los mismos requisitos de competencia, objetivos y control -colaboración público-privada sujeta a las normas de contratación y supervisión de tanto la Cámara de Comercio como la Comunidad de Madrid- nadie estaría indignado con los más de 44 nombramientos a dedo a familiares y amigos de partidos que se vanaglorian de “regenerar”.

A un periodista no se le exige afinidad ideológica. Se le exige rigor. Nadie me puede negar que estoy siempre dispuesto a atender a cualquier llamada y aclarar cualquier dato. En ningún momento se me contactó para verificar ninguna de estas afirmaciones. Confío en que no vuelva a ocurrir. Critíquenme todo lo que quieran, me encanta el debate y aprendo mucho leyendo su periódico. Pero no mientan. No es necesario.

Atentamente

Daniel Lacalle

PD: Enlace al artículo aquí.