Daniel Lacalle

No Olvidemos a los Cubanos

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

En esta columna hemos hablado en varias ocasiones del desastre de Venezuela. Pero no debemos olvidar a Cuba, sobre todo porque, con la visita de Obama a la isla y normalización de relaciones diplomáticas se puede correr el riesgo de que dejemos de lado a una población que sigue sufriendo represión y empobrecimiento. De hecho, Castro ha hecho coincidir la visita de Obama con la detención de más de cincuenta Damas de Blanco.

El ranking de Nationmaster que compara el salario medio por países en todo el mundo, coloca en último lugar a Cuba con un salario medio de 25 dólares. El desabastecimiento en productos básicos llega al 70% según «El Diario de Cuba» e Infobae, lo cual hace que la famosa frase de que «no hay desnutrición» sea fundamentalmente porque la escasez es generalizada. Palenque Visión mostraba que «la mayoría de las personas no pueden desayunar, almorzar y comer» por la escasez y altos precios. El mito de la calidad de la sanidad se ha desmontado en varias ocasiones. María Werlau, de la ONG Archivo Cuba explicaba a ABC que «la sanidad en Cuba es pésima para el ciudadano de a pie. Existe un apartheid que favorece a la élite gobernante y a los extranjeros que pagan en dólares».
La gran excusa ha sido culpar a los Estados Unidos. Olvidan que el régimen de Cuba dilapidó ayudas de la Unión Soviética entre 1960 y 1990 equivalentes a seis planes Marshall y no consiguió mejorar su patrón de crecimiento ni aprovechar las enormes subvenciones para mejorar la productividad. Entre 1960 y 1990, Cuba recibió más de 65.000 millones de dólares de la Unión Soviética, sin contar los que recibió de otros países socialistas. Pero es que, además, no existe ningún «bloqueo», sólo relaciones diplomáticas limitadas. Estados Unidos es uno de los cinco mayores socios comerciales de Cuba, más del 6,6 por ciento de sus importaciones. Estados Unidos, según cifras oficiales, es el primer suministrador de productos agrícolas para Cuba. Si hubiera «bloqueo», las relaciones comerciales con otras naciones serían mínimas. Sin embargo, Cuba mantiene relaciones comerciales con más de 30 países de Europa, 20 de Asia, 10 de África, 2 de Oceanía y 34 de América.

No olvidemos a Cuba. Que se normalicen relaciones con EEUU no puede hacer que se perpetúe un modelo extractivo y represor. Por ello, ahora es cuando el centro de toda la atención debe estar en mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Los miles de luchadores por la libertad merecen que no les olvidemos.

La falacia del “bloqueo” en tres gráficos (fuente gobierno de Cuba):

cuba-trade-2 cuba-trade cuba-trade-3

Subvenciones Cuba de la URSS:

cuba-subsidies-ussr

Lean: El rey Midas Invertido

Lean: Desmontando los felices mitos de la revolución cubana

5 Respuestas a No Olvidemos a los Cubanos

  1. Roxana 22 marzo, 2016 a 9:10 pm

    Lo de los seis planes Marshall me parece un poco excesivo a primera vista. (No digo que no, digo que me gustaría más puntualización sobre el tema) ¿Tanto así? Habría que tener en cuenta el valor real del dinero en aquella época a la inflación correspondiente…me interesa saber más sobre el tema, porque si es así, es muy importante lo que usted dice.

    Lo de la calidad de la sanidad es otra cosa que me gustaría que usted puntualizara más: yo tenía entendido que la sanidad, y la educación allá eran de las mejores de amércia latina. Aquí también toca usted un tema muy importante y aquí también quisiera más datos, porque si es así, hay que resaltarlo.

    Espero con interés su respuesta. Un cordial saludo.

    Responder
  2. Pingback: No olvidemos a los cubanos/ Daniel Lacalle | misescuba.org

  3. Yaima 25 marzo, 2016 a 2:26 am

    Hola Daniel:
    Muy acertado como siempre en su artículo, soy cubana y me entristece mucho ver como el comunismo ha hundido durante más de 50 años a mi país en la miseria. La pobre gente quiere y necesita que la apertura económica y política se produzca, pero yo creo que eso va para largo.
    Creo que el gesto que hizo el gobierno cubano, dice mucho, le otorgó a Maduro unos días antes de la visita de Obama, la más alta condecoración José Martí, parecía como una disculpa porque a los pocos días llegaba el máximo representante del imperialismo, “el enemigo”. Dios quiera y suceda una transición lo antes posible, pero por ahora no lo veo.
    Muchas gracias y un saludo.
    Yaima

    Responder
  4. Berlinda 27 marzo, 2016 a 11:21 pm

    Bastante interesante el articulo economista. Que puede opinar acerca de:
    1. Las relaciones con Estados Unidos continuaran incluso luego de un nuevo gobierno? dado a las venideras elecciones.

    2. Debió constituir la experiencia Cubana una muestra mas contundente de las fallas del sistema de planificación centralizada en America Latina.

    Cual considera usted el factor clave para quen en efecto no haya sido así?

    Un cordial saludo economista.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *