Daniel Lacalle

El Riesgo Político Puede Frenar la Recuperación

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Si analizamos la historia de España, es difícil no encontrar algún evento político que no haya puesto freno a los periodos expansivos. Siendo un país que ha tenido una media de paro del 17,5% desde 1980 y desequilibrios relevantes, entorpecemos constantemente nuestra propia recuperación con problemas secundarios. Tras una profunda crisis, la amenaza secesionista pone zancadillas al crecimiento con una crisis constitucional de enormes repercusiones.

El lector pensará que estamos creciendo al 3,1% y creando empleo, y la respuesta es sí, a pesar del riesgo político. Pero olvidamos el impacto en el crecimiento potencial. No es “cuánto estamos creciendo”, sino “cuánto podríamos crecer” si no tuviéramos el lastre de los creadores de problemas artificiales.

Distintos estudios estiman que, en media, la incertidumbre política puede restar hasta un 0,5% del crecimiento potencial y que, desde luego, afecta a la inversión de manera relevante. Alberto Alesina y otros muestran claramente la correlación entre riesgo político, especialmente el severo, como sería el caso de una secesión, y menor crecimiento económico. Se reduce la inversión y creación de empleo a largo plazo mientras contribuye a que la mayoría de la inversión sea a corto plazo y centrada en reciclaje de capital. Además, los primeros en decidir modificar sus decisiones de inversión y consumo son los agentes económicos domésticos, que son los que viven la situación política cada día.

La tensión política en Cataluña y las amenazas secesionistas ya tienen un impacto sobre la economía.  Una secesión sería una muy mala noticia para la economía catalana y del resto de España. Tanto Standard and Poor’s, como Moody’s y Fitch han alertado de que bajarían la calificación de la deuda catalana, que ya es bono basura, y avisan del riesgo de que el enfrentamiento con el estado lleve a la región a una recesión. Sin embargo, los mercados de deuda y analistas descartan casi totalmente la probabilidad de secesión real, pero el impacto sobre la economía puede ser relevante si el riesgo se mantiene.

Las últimas revisiones de las expectativas de crecimiento de la economía española reducen las estimaciones para 2018 entre dos y tres décimas. El consenso de analistas se sitúa entre 2,4% y 2,5%, pero la tendencia no es ya la de sorpresa positiva que hemos visto en los últimos cuatro años, y eso genera un importante coste de oportunidad a la hora de solucionar los desequilibrios de la economía.

El cambio de sede de las empresas catalanas, que alcanza las 540 empresas desde el 1 de octubre según el Registro Mercantil, tiene implicaciones importantes incluso si no se materializa la secesión.  No solo es la pérdida de ingresos fiscales. Las empresas retrasan sus decisiones de inversión y de contratación, además de revisar sus planes estratégicos para poder proteger a sus empleados, sus clientes y sus beneficios. No es un juego de suma cero. La tensión política es negativa para todos y daña la imagen del país, justo cuando se recuperaban niveles pre-crisis.

Si analizamos las estimaciones de crecimiento para 2018, la contribución del sector exterior y del gasto público ayuda a que se mitigue el impacto interno, pero preocupa que reflejen una desaceleración en la demanda interna y la creación de empleo.

Desde un punto de vista positivo, España ha reaccionado de manera ejemplar ante otros ejemplos de riesgo político, y el efecto inercia es relevante. España sigue percibiéndose como un país de oportunidades. Pero esto no es un susto parlamentario. No nos podemos permitir conformarnos con un crecimiento revisado a la baja y una creación de empleo decreciente.

Cataluña merece que el mundo la vuelva a ver como un lugar en el que invertir, no un sitio de donde escapar, donde amenacen con controles de capitales, “nuevas vías de ingresos” -más impuestos- y riesgo de impago. Juntos hemos sido capaces de mostrar al mundo que somos un ejemplo de cómo salir de la crisis. Separados solo deshacemos lo construido y destruimos el potencial. No puede vencer la irresponsabilidad de los que juegan con el futuro de todos.

Daniel Lacalle es Economista Jefe en Tressis, profesor de Economía Global y autor de La Gran Trampa (Deusto) y otros libros.

Artículo publicado en Expansión.

2 Respuestas a El Riesgo Político Puede Frenar la Recuperación

  1. luisss 23 octubre, 2017 a 9:33 am

    Nobel de Economía Stiegliz: “El PP es uno de los causantes de que España esté en bancarrota”
    (los partidos de derecha “meten miedo cuando no pueden convencer a la gente con argumentos)

    Ni hace falta decir que todos los Indicadores económicos de España previos a la crisis de Cataluña ya indicaban que ni recuperación ni leches sino que estebamos volviendo caer en Depresión
    despues de llevar años con el cuento de la recuperación que nadie ve, y la juventud miseurista o emigrando y la hucha de las pensiones sacando hasta esquilmarla a cero y pidiendo prestamos para tapar la falta de ingresos….RECUPERACIÓN DE QUE ???

    (Cataluña y España se mantiene solo a base de prestamos del BCE y cada vez necesitan mas prestamos, no levantan…endeudando a generaciones)
    el problema es que la política del BCE es dejar de dar la teta a los países que se están acostumbrando solo a chupar y nada mas ..a partir del 2018

    (EN LOS BLOGS MAS SESUDOS ,SOLO SE OYE , que los de Puigdemont y Rajoy es una pantomima teatral
    Un cambalache de actores montando una farsa de a quien echar sus propias culpas de no haber recuperado ni en 10 años, ya que ninguno puede echárselo ahora a la herencia recibida)

    “lo menos que podían dejar ver es que cobran sin tener ni idea de sacar adelante un país”…. para que no despierten y voten a otros

    Nobel de Economía Stiegliz: (los partidos de derecha “meten miedo cuando no pueden convencer a la gente con argumentos)

    Rajoy se funde el patrimonio de la Seguridad Social en cinco años
    Las cuentas del instituto previsor cierran el ejercicio de 2016 con el patrimonio neto en negativo, situación que para una empresa supondría su liquidación…..PP=RUINA

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *