Daniel Lacalle

Las Renovables no han bajado la Factura de la Luz en Alemania. La han duplicado.

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

“The canary in the oven by the light switch who watches over you” They Might Be Giants

La delgada línea entre incentivar a las nuevas tecnologías y crear otra burbuja es el quebradero de cabeza de los gobiernos de Europa.

Las renovables no han reducido el precio de la electricidad para el consumidor en Alemania. Lo han duplicado.

Y conviene diferenciar entre renovables eficientes e ineficientes. En Alemania la eólica ha conseguido ser competitiva, la solar fotovoltaica, sin embargo, supone menos del 4% de la energía producida y sin embargo los subidios suponen el 90% de la subida de tarifa.

En Alemania, las tarifas eléctricas a consumidores se han más que duplicado por el excesivo coste de las subvenciones solares (lean aquí), mientras el precio de generación caía a mínimos históricos gracias al desplome del carbón y el gas. El sufrido hogar alemán no ha visto un euro de mejora, sino más de dos veces de empeoramiento. El segundo coste de la electricidad más caro para hogares de la Unión Europea. Mientras todos los años nos dicen que el que viene van a ser competitivas, las sobrecargas por subvenciones siguen pesando en el bolsillo del ciudadano.

Vean la enorme subida de precios a los consumidores:

Precios electrricidad hogares alemania

 

… que no se han beneficiado de la caída del precio de generación generada por carbón y gas barato (el precio mayorista en Alemania -orden de mérito- se ha reducido a menos de la mitad, cayendo a la par con el desplome del carbón por la ralentización china y del gas por el exceso de suministro):

peakload_future

Para más información real sobre el impacto de las renovables, con cifras reales, en Alemania, les recomiendo el excelente artículo de Luis I. Gomez disponible aquí.

Cito algunas conclusiones muy relevantes sobre los errores de “la revolución alemana”:

  • Las renovables apenas suponen un porcentaje relevante: En el 2010, las energías renovables en Alemania presentaban una cuota en el consumo de energía primaria de aproximadamente el diez por ciento. Desde entonces, en los últimos cinco años, no hay cambios apreciables. Casi el 90 por ciento del suministro alemán de energía se basa en el petróleo, el carbón, el gas natural y la energía nuclear.
  • La “refoma energética alemana” ha costado ya 243 mil millones de Euros entre impuestos y “recargos renovables” desde 2000. El diferencial de competitividad de Alemania con EEUU se ha disparado (lean).
  • Las emisiones de gases de efecto invernadero no han variado prácticamente nada desde 2009. La “protección del clima” se ha tragado desde 2009 miles de millones de euros sin haber logrado nada. 20.000 millones de euros solo en 2014 en subvenciones.

Ya comentamos aquí que el problema de sobrecapacidad y errores de planificación del pasado no se soluciona creando nuevas burbujas (aquí).

Reino Unido quiere evitar los errores de Alemania

De manera similar, Reino Unido busca evitar una burbuja de instalaciones ineficientes (lean) que terminen por crear un mayor problema a todos los consumidores.

En Reino Unido han tomado la decisión desde hace tiempo de que el coste máximo de subvenciones no sobrepase los 10.000 millones de euros (7.600 millones de libras) para el año 2021. De no llevarse a cabo el recorte de primas propuesto, la cifra alcanzaría los 13.000 millones de euros anuales, y el gobierno estima que las tarifas a consumidores se duplicarían de nuevo. En España, para que se hagan una idea, ya en 2014 pagamos 7.300 millones de euros. En nuestro país, las tecnologías del llamado régimen especial recibirán 200.000 millones de euros de retribución en toda su vida útil.

Las principales propuestas del ejecutivo británico son:

  • Reducción de la subvención -tarifa de apoyo- para nuevas instalaciones, a partir de 2016. Para proyectos solares fotovoltaicos de menos de 10 kW pasaría de la actual £ 125/MWh a £16,3/MWh. El resto de tecnologías verían también fuertemente reducida su prima de generación.
  • Se plantea también una propuesta de reducción paulatina de la tarifa de apoyo aplicable a nuevas instalaciones. Para la fotovoltaica de menos de 10 kW la tarifa de generación se reduciría trimestralmente, hasta anularse en 2019.
  • Se propone establecer un tope máximo de coste del esquema de primas a unos £100 millones por año a aplicar a partir de enero de 2016.
  • Y se sugiere la modificación de las reglas para evitar ampliaciones de potencia de las instalaciones existentes.

Por supuesto, a nadie se le escapa que lo que pretende el regulador británico es evitar una burbuja de instalaciones ineficientes a costes prohibitivos y replicar el error de España y Alemania al crear un efecto llamada que termina siendo inasumible. Un ejemplo que merece la pena seguir.

Curiosamente, los promotores solares, que se pasan el día diciendo que son “rentables sin subvenciones” y que son la tecnología “más eficiente”, han criticado duramente las propuestas del gobierno, tildándolas de “catastróficas” (lean) y diciendo que pone en peligro a la industria. O sea, que son “rentables sin subvenciones” pero si no las reciben, están en peligro. Entretenido.

Ah, y antes de que vengan con el “pues ellos, más”. Les recuerdo que la inmensa mayoría de subvenciones a las energías fósiles son subsidios de los países productores a sus consumidores por los que pagan menos por la gasolina o la electricidad, no primas a los productores para que los hogares paguen más por lo mismo (lean) . Gran diferencia.   En cualquier caso, como siempre digo, si quieren ustedes compararse con petroestados rentistas, vamos muy mal.

Lo que pone de manifiesto el caso británico y el error alemán es la importancia de que los gobiernos hagan compatible el apoyo a nuevas tecnologías con un coste energético que no hunda la competitividad y multiplique los casos de pobreza energética, que afecta ya a 100.000 familias en el Reino Unido. Aprendamos de los errores para no cometerlos de nuevo.

 

 

 

 

10 Respuestas a Las Renovables no han bajado la Factura de la Luz en Alemania. La han duplicado.

  1. Vic 12 septiembre, 2015 a 9:52 pm

    Totalmente de acuerdo en lo de no subvencionar renovables. Pero que opinas de lo que dice Elon Musk que viene a ser que ya que hay que ponerle impuestos a algo para financiar al estado… pues ponerselos a las fosiles que son las que contaminan.

    Responder
    • Daniel Lacalle 13 septiembre, 2015 a 12:32 pm

      Las energías fósiles tienen los mayores impuestos. La gasolina pagas el 54% del precio en impuestos. El gas el 45%, el carbón similar. Eso es al consumidor. Añade los impuestos al CO2, los que cobran a los productores en regalías (que llegan al 75%), etc… En La Madre de Todas las Batallas explico que el mayor socio de la OPEP son los Estados de la OCDE que viden de imponer impuestos a las energías fósiles.

      Responder
  2. GLADYS 23 septiembre, 2015 a 1:00 am

    buenas tardes

    su charla en la conferencia Colonia fue excelente .-

    pero las energias renovables a las que se refirio son las eolicas .-?
    no quedo tiempo para un debate.-
    gracias

    Responder
  3. Daniel González 26 septiembre, 2015 a 10:43 pm

    Economista se que no viene al caso pero e quedado impresionado con sus explicaciones que son claras , realista y objetivas sin embargo si se diera el caso de que usted imaginariamente asumiera la presidencia en esta momento en Venezuela cuales serian las primeras propuestas económicas que usted implementaría??

    Responder
    • Daniel Lacalle 27 septiembre, 2015 a 12:02 pm

      Abrir el comercio internacional para acabar con el desabastecimiento y parar la impresión monetaria hiperinflacionista, devolver las empresas nacionalizadas y proponer un plan de reindustrialización con atracción de inversión financiera directa. Un abrazo

      Responder
  4. Barbara 29 junio, 2016 a 1:29 pm

    Tiene sentido que se subvencione una tecnología nueva de todas maneras. Es bueno y necesario promover una transición energética en favor de las energías limpias, y para ello se necesita una retribución pública a la inversión.

    A lo mejor no he entendido bien lo de “no ha habido cambios apreciables desde 2010 respecto a las renovables” Pero en Alemania se ha pasado de tener tan sólo 13 GW de capacidad renovable en 2010 a 94,8 GW en 2015, suponiendo en este año un 32% de la generación total del país. Las centrales de carbón y de gas suponen ahora un 50% del total.

    Considerando que en España (país pionero en generación renovable) ya somos capaces de gestionar los desvíos del mercado eléctrico, y participar en los mercados de ajuste con la eólica, no considero que dejar de promover estas tecnologías sea una buena idea.

    En cuanto las renovables se encuentren amortizadas, entrarán en el mercado a precio ofertante (0 eur/mwh), y por lo tanto sus beneficios deberían depender de las retribuciones por parte del gobierno. Los ciclos combinados y carbón entre tanto seguirán asegurándose aprovechar las situaciones de necesidad del sistema para marcar precios desorbitados. (Recordemos el precio de 2000 euros en una hora que alcanzó Francia en febrero de 2012 debido a una mala previsión de demanda y un uso urgente de térmicas).

    Responder
    • Daniel Lacalle 1 julio, 2016 a 7:54 am

      En Alemania pagan un 50% más por su la factura de energía. No debe hacerse desde la subvención, sino desde la eficiencia.

      Responder
  5. daniel 11 septiembre, 2016 a 7:47 am

    Existen cosas mas imimportantes q el dinero
    La factura medioambiental NO TIENE PRECIO

    Responder
    • Daniel Lacalle 11 septiembre, 2016 a 11:58 am

      Se lo dice A LOS MENTIROSOS que dicen que las renovables BAJAN el precio.
      Se lo dice a los alemanes que SIGUEN con más del 40% de su generación con carbón y lignito
      Se lo dice al CONSUMIDOIR cuando lea la factura.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *