Las ayudas inexistentes de Sánchez y el hachazo fiscal a los autónomos

I won’t make promises that I can’t keep”. Joe Elliott.

Las ayudas inexistentes de Sánchez y el hachazo fiscal a los autónomos

El anuncio a bombo y platillo de unas supuestas ayudas de 11.000 millones de euros para empresas y autónomos ha demostrado ser otro más de los globos sonda vacíos y propagandísticos del Gobierno que menos ha apoyado al tejido productivo de la Unión Europea mientras ha sido el que más apoyo fiscal y monetario ha consumido.

Lo peor no es que se haya anunciado algo sin tener ningún plan ni partida presupuestaria ni concreción. Lo peor no es que la ministra Calviño se haya visto obligada a decir que no tienen nada concretado, que “estamos viendo medidas”, que esperan “presentar el plan en marzo” (un año después del desastre de gestión económica y sanitaria que hoy vivimos) y que el objetivo es “aliviar la carga financiera de las empresas viables”… Es decir, la idea ridícula de condonar los préstamos avalados por el ICO que no es una ayuda del Gobierno, sería, como mucho una quita parcial a cargo del banco. Lo explicamos

Solo se les ocurre a ellos. Lo que quieren es que se condonen los préstamos parcialmente avalados por el ICO, con lo cual no es una ayuda del Gobierno sino una quita a cargo del balance de los bancos. A la banca le supondría un agujero patrimonial de más de 5.500 millones de euros. Además, es una auténtica aberración económica.

Primero, los préstamos parcialmente avalados por el ICO se han concedido solo a empresas que ya eran y son viables. Los préstamos no los concede el ICO, los concede la banca a empresas que tienen un negocio con caja e ingresos por encima de sus costes fijos y variables. Condonar esos préstamos no mitiga el problema de las empresas que están sufriendo el cierre forzoso, que son otras, y encima genera un agujero en el balance de la banca que hará más caro y difícil que alguien pida un crédito después. Son unos genios.

Segundo, las empresas que están al borde del cierre y cerca de la quiebra no han tenido acceso a crédito, no porque la banca sea malvada, sino porque no tienen activos tangibles (tienda o local en alquiler) y, sobre todo, porque ¡¡¡el Gobierno les ha cerrado la actividad y no tienen ingresos!!!

Mientras todos los países líderes de la UE compensan por el cierre forzoso, lo único que propone el Gobierno español es ayudar al que no lo necesita y, además, generosos a lo socialista, con el dinero de los demás (de la banca). No es un plan de ayudas del Gobierno, es un agujero en el balance de los bancos.

Mientras todos los países líderes de la UE compensan por el cierre forzoso, lo único que propone el Gobierno español es ayudar al que no lo necesita

Hay que recordarle a Calviño y a Sánchez que las empresas que no son viables y que han enviado al cierre no están en esa situación por mala gestión o estrategia equivocada, sino porque ellos –el Gobierno- les ha cerrado la actividad por decreto.

Lo repito todas las semanas, las empresas –de las que vive el sector público- no piden ayudas, exigen una compensación por una decisión política tras un año completo de incompetencia gubernamental en la gestión del impacto de la pandemia en la economía.

El episodio es especialmente indignante porque nos encontramos con casi un 40% de las empresas españolas con enormes dificultades financieras, el 25% al borde de la quiebra según el Banco de España, 300.000 autónomos al borde del cierre, según ATA, y este globo sonda se lanza para disfrazar la intención de subir la cuota de los autónomos hasta un 50%.

No se trata de desconocer la situación de los autónomos sino de hundirlos por decisión política. Instaurar el sistema de cotización que proponen supone pagar 144,49 euros más al mes a la Seguridad Sociala cambio de una supuesta mayor pensión en que luego ni se paga ni se recibe en la cuantía prometida, y menos en términos reales porque un autónomo no funciona como un empleado público.

¿Ingresos ‘reales’ de cuándo? Porque un autónomo se encuentra hoy con ingresos, si los tiene, que fluctúan un 30%-40% cada año ¿Ingresados o facturados? Porque los autónomos están sufriendo enormes retrasos en los pagos de sus facturas y el leviatán gubernamental les cobra las cuotas e impuestos sin retraso alguno, con penalizaciones en retraso que llegan al 20%.

Un autónomo ya cobra muchísimo menos que los asalariados del régimen general cuando está de baja y sigue teniendo que pagar la cuota mensual. Uno de cada dos autónomos cobra sus facturas a más de 90 días -si las cobra-, sin embargo, la losa de impuestos fijos es mensual y liquidaciones trimestrales…

ahora les van a aumentar masivamente la cuota a cambio de una supuesta pensión que luego no cobran porque el cálculo es simplemente endiablado. Y encima, unas enormes penalizaciones cuando entran en dificultades financieras, con recargos del 20% y 30% anuales cuando no pueden pagar deudas.

Un autónomo ya cobra muchísimo menos que los asalariados del régimen general cuando está de baja y sigue teniendo que pagar la cuota mensual

Los autónomos y pymes son los “pagafantas” de un Estado depredador contra la iniciativa individual.

El Gobierno anuncia 11.000 millones de ‘ayudas’ (que pagaría la banca, no el Estado) y lo compensa con una subida de 15.000 millones de euros de impuestos a los autónomos y otra subida de impuestos directos e indirectos a pymes. Qué generosidad.

Es decir, los autónomos se van a pagar sus “ayudas”, las de otros –si las hay- y un pico adicional para financiar estudios y subvenciones de amigos del Gobierno.

Los autónomos se van a pagar sus ‘ayudas’, las de otros –si las hay- y un pico adicional para financiar estudios y subvenciones de amigos del Gobierno

Las ideas presentadas como globos sondas son tan peregrinas y dañinas que enervan, y nos alejan todavía más de los regímenes de autónomos de los países líderes y de las medidas de apoyo al tejido empresarial tomadas por los países de nuestro entorno.

Eso sí, disparar las subvenciones a los sindicatos un 50%, darle 50 millones de euros a Errejón para ‘estudiar’ la jornada de cuatro días, y regar a ministerios fantasma de aumentos de presupuesto, asesores y gasto corriente no les cuesta nada, no necesitan ‘estudiarlo’, es automático.

Paciencia. Que lo están estudiando. Un año después.

El Gobierno más caro de la historia, el que más ha aumentado gasto en salarios y asesores, el que ha eliminado todo procedimiento de control en la adjudicación de los fondos europeos, que crea funcionarios nivel 30 sin pestañear y ha hecho todo eso con velocidad  de atleta, les pide paciencia, señores creadores de empleo, que lo están estudiando. Menuda tomadura de pelo.

Acerca de Daniel Lacalle

Daniel Lacalle (Madrid, 1967) es Doctor en Economía, profesor de Economía Global y Finanzas, además de gestor de fondos de inversión. Casado y con tres hijos, reside en Londres. Es colaborador frecuente en medios como CNBC, Hedgeye, Wall Street Journal, El Español, A3 Media and 13TV. Tiene un certificado internacional de analista de inversiones CIIA y un máster en Investigación económica y el IESE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.